viernes, 27 de junio de 2014

Ofrenda a Maat



"Vengo hasta ti. Soy Thot y te traigo a Maat, con las manos unidas. Maat ha venido para estar junto a ti, puesto que ella se encuentra dondequiera que tú estés. ¡Yo te saludo! Sírvete de Maat, creador de todo cuanto existe, creador de todo lo que es. Tú surges con Maat, vives de Maat, unes tus miembros a los de Maat, haces que Maat se pose sobre tu cabeza y tenga su lugar en tu frente. Tú gozas a la vista de tu hija Maat. Llegan hasta ti los dioses y las diosas te circundan, trayéndote a Maat. Ellos saben que vives de Maat. Tu ojo derecho es Maat, tu ojo izquierdo es Maat, tu carne y cada uno de tus miembros es Maat. Tú te alimentas de Maat, tú bebes de Maat... Los dos hemisferios de la tierra llegan hasta ti, trayéndote a Maat, para darte toda la órbita del disco solar. Maat se une al disco solar. Thot te entrega a Maat, con sus manos colocadas sobre sus bellezas, delante de tu faz. Tu ka te pertenece cuando Maat te adora y tus miembros se unen a los suyos... Tú existes, porque Maat existe y, recíprocamente, Maat penetra en tu cabeza y se manifiesta ante ti, para toda la eternidad. Maat es dos veces estable, porque ella es la Única y porque eres tú quien la ha creado. ¡Tú solo la posees para siempre, para la eternidad!".

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada